30 de mayo de 2013

Enseñarás a volar, Madre Teresa de Calcuta


Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado.

                                                    Madre Teresa de Calcuta

 Cada mañana nuestros primeros pensamientos son para ellos, desde el día en que nacen.

27 de mayo de 2013

Pensamiento, Rosa Silvestre


Vaporizar mi pensamiento y volar hasta tu mente,
hacerme ocupa permanente y resistirme al abandono.
Ser hoja perenne en ese bosque amurallado
donde deambula tu simiente.
 Acomodarme en tu lecho esponjoso  y 
alimentarme  de las verdades que escondes,
poder acariciar en tus emociones 
la felicidad de los dioses.
Si no me aturdiera con solo mirarte
te embrujaría sutilmente, beberías de la 
pócima del embeleso que se disuelve 
entre la más lentas melodías.
Riego mis pensamientos tan azules como tus ojos
divagando al trasluz de las celosías. 
Ahora soy consciente que este 
Pensamiento traicionero se ha convertido 
En ocupa de mis noches y mis días.

                                                                            Rosa Silvestre



26 de mayo de 2013

LA DELICADEZA


.......Amo tu pelo,
 podría pasar mis vacaciones en tu pelo......


Camino a través de todas las edades de Nathalie. Detrás de ese árbol debió esconderse a a los seis años, de adolescente rechazaba los juegos de su infancia y pasaba a través de las rosas enfurruñada. De joven se sentaba en ese banco, soñadora. François corrió tras ella y se amaron.
Luego se encontró sola. Él no volvería nunca. Los intentos de su abuela por consolarla no cambiarían nada.

Al pasar por aquí piso su dolor. Y es en este lugar, en el corazón de todas las Nathalie, dónde decido esconderme.

.......................................

L a delicadeza está basada en el bestseller de David Foenkinos, guionista y director junto a su hermano de esta película.
Nathalie protagonizada por Audrey Tautou con su mirada magnética hace una magnífica interpretación de esta joven que se queda viuda y tras pasar la etapa de duelo deja que el amor llame de nuevo a su puerta. Markus -François Damiens- un compañero de trabajo que nunca a tenido éxito con las mujeres, pero que dentro de eso cuerpo grande y torpe a primera vista, esconde una gran ternura y bondad.



24 de mayo de 2013

Pequeña criatura, Ismael Serrano


Pequeña criatura, la esencia más pura
va en frasco pequeño.
Amor mío ya lo sé..
el mismo recipiente también encierra veneno.

Asumo el riesgo, te miro y planeo, si te falta una almohada
yo te presto mi pecho y si no te amoldas a sus recovecos
 con la luz del día ya veremos lo que hacemos.

...........................

Una preciosa declaración de amor es esta canción. 
Arriesgarse sin planificar siguiendo los dictados del corazón.




18 de mayo de 2013

Pequeñez, Emily Dickinson


Es cosa tan pequeña nuestro llanto;
son tan pequeña cosa los suspiros...
Sin embargo, por cosas tan pequeñas
vosotros y nosotras nos morirnos.
                                          
                                                     Emily Dickinson

16 de mayo de 2013

Último viaje


Viajando en un vagón oscuro
sin luz que nos alimente,
 somos dos  seres que
fallecemos de inanición.

La tibieza de mi pecho se ha
sepultado bajo manto helado
por el que resbala el llanto
 y la incomprensión.

Quisiera ser destello que 
alumbre nuestra noche,
Fundir la pasión y el desasosiego 
el orgullo y el rencor.
Acero capaz de albergar una flor.

¡Mírame y convierte en escarcha 
este hielo que me entumece!

Ni mirada ni palabra.
Vamos directos 
a la estación de la desidia
donde todo se abandona
 en la desesperación.

¡Con que fuerza el encono cerró la puerta al amor!

Rosa Silvestre

8 de mayo de 2013

Llagas de amor, Federico García Lorca


Esta luz, este fuego que devora.
Este paisaje gris que me rodea.
Este dolor por una sola idea.
Esta angustia de cielo, mundo y hora.

Este llanto de sangre que decora
lira sin pulso ya, lúbrica tea.
Este peso del mar que me golpea.
Este alacrán que por mi pecho mora.

Son guirnaldas de amor, cama de herido,
donde sin sueño, sueño tu presencia
entre las ruinas de mi pecho hundido.

Y aunque busco la cumbre de prudencia
me da tu corazón valle tendido
con cicuta y pasión de amarga ciencia.

                                             Federico García Lorca

4 de mayo de 2013

Mujer fatal medieval


En la villa había una colina, en la colina un castillo, en el castillo una almena, en la almena había una puerta. La puerta tenía una llave que la guardaba un guardián, el guardián vigilaba a una princesa cansada de esperar. Esperaba a su príncipe azul, que por supuesto no existía, era el disfraz de una ilusión, porque todo era mentira, el príncipe tenía la sangre tan roja como tapiz que su pared cubría. Pálido su rostro de no darle el sol y distraído el guardián, la princesa escapó. Se deslizó por la almena con arrojo y dignidad de mujer que era;  y huyó por los campos, se habitó en las cuevas, comió fresas silvestre y se sintió libre por vez primera.  Estaba en armonía con la naturaleza, sin paredes ni rejas. Sin añorar a ningún príncipe se volvió a encontrar con el guardián, y con la llave de hierro que seguía guardando le abrió su corazón.
¿Porqué escapaste? -Le dijo- sabía que nunca te pincharías con la aguja de ese huso, sabía que tu amor nunca llegaría. Vente conmigo, te conozco bien, te he estado observando durante tanto tiempo… Siento que puedo hacer feliz… Y la ilusa lo creyó.  Se fue con él, por otra puerta entró, tuvo un hijo y el guardián que ahora era Alcaide de ella se cansó. Esta mujer que ya no era princesa por el aguamiel le dio y por su humillación y desconsuelo a hijo arrastró. Por las esquinas se lamentaba ¿porqué esperé yo? ¿Porqué no me hice Arquero que era mi ambición?. Y esta es la historia de la mujer fatal que en el Medievo empezó.

                                  Rosa Silvestre

2 de mayo de 2013

Amor, Luis García Montero




Si el amor, como todo, es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma.

Luis García Montero

1 de mayo de 2013

Secretos de la Alhambra


Penoso mi destino por no poder abrazarte.
Tan próximos, tan iguales y a la vez tan distantes.
Si la brisa trae el eco de tu voz tiemblo y me estremezco.
Y al instante otra vez espejo.
Si después de todo no soy más que la sombra de tu existencia.
Si por mucho que admiro la bravura del mar no es parte de mi naturaleza.
Resignación con delicia por mirarte, es lo único que me queda.
¿Quién daría alma a un reflejo en el agua para que pudiera amarte?

                                                        Rosa Silvestre



Quien haya visitado la Alhambra, sabe que es un lugar con embrujo, palacio construído para el deleite de los sentidos. Además en sus salas de luz tamizadas por celosías hay poesía, el programa "Crónicas"  de rtve nos la descifra.